in

NASA detonó una bomba de 50 toneladas bajo el desierto

Foto: pixabay.com

Expertos de la NASA realizaron un experimento sobre la explosión de una bomba de 50 toneladas a una profundidad de 300 metros bajo el desierto de Mojave.

Esto provocó terremotos de magnitud 3-4 en la escala de Richter, como habían planeado los científicos. La agencia explicó que este experimento ayudará a preparar la misión para el estudio de Venus.

El propósito del experimento fue probar sensores sísmicos que se instalaron en aerostatos que vuelan sobre el desierto. Los científicos querían comprobar cómo se manejan los dispositivos en un entorno inusual.Se supone que en pocos años un sistema similar podrá trabajar en Venus para descubrir las características de los terremotos en el planeta.

La agencia espacial ha estado desarrollando la idea de estudiar e incluso colonizar Venus con la ayuda de globos desde 2014. El proyecto HAVOC preveía enviar al planeta los primeros aviones robotizados y luego tripulados, que deberían moverse en corrientes de aire a una altitud de 50 km sobre la superficie de Venus, informa el sitio web de la agencia.

A pesar de que el proyecto HAVOC está congelado, la NASA ha realizado un plan de investigación más realista para Venus. Los expertos sugieren que los sensores instalados en los globos permitirán realizar un estudio detallado de los fenómenos sísmicos en el planeta y comprender su estructura.

Las pruebas se llevaron a cabo en el desierto, ya que la presión en la atmósfera de Venus a una altura de 50 km sobre la superficie corresponde a una presión a una profundidad de 3 km en el océano en la Tierra. En dicho medio, las ondas sísmicas se propagan mejor y los sensores en los aerostatos podrán registrar vibraciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

"Aparecieron ante los incas": ¿qué hacen los patrones en la meseta de Nazca

En Israel, se encuentra la base militar del rey Camby II