in

Un ojo grande, una cara plana y piernas extrañas: en la isla de Guernsey se encontró el esqueleto de los Cíclopes

Se hizo un descubrimiento muy interesante en la isla de Guernsey, que pertenece al Canal de la Mancha. En el territorio, los arqueólogos no excavaron restos humanos del todo estándar: el anciano enterrado tenía un solo ojo, y uno lo suficientemente grande. Su rostro era plano y sus piernas extrañas.

La descomposición del cuerpo, según el análisis inicial, ocurrió en diferentes momentos, lo que sorprendió a los científicos. Las proporciones del cuerpo estaban distorsionadas: esto llevó a los científicos a la idea de que un extraterrestre o un ciclop estaba enterrado en la tumba. Tal vez el cráneo simplemente se dañó, y los agujeros para los ojos se formaron como resultado de factores externos.

Los expertos han tratado de explicar el desequilibrio del cuerpo por la enfermedad genética del fallecido. El esqueleto podría pertenecer a un monje, cuya altura era igual a 152 centímetros. Vale la pena señalar que los análisis posteriores pueden permitir llegar al fondo de la verdad, pero incluso ahora los científicos más conservadores afirman que los restos parecen muy extraños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Se supo cuando un nuevo supercontinente aparecerá en la Tierra

Un asteroide gigante vuela a la Tierra a una velocidad tremenda