in

Un pescador de seis años descubrió un crimen que permaneció en secreto durante 8 años. Simplemente arrojó la caña de pescar en el lugar correcto

El niño fue a pescar y descubrió un crimen que permaneció en secreto durante 8 años. Tiró la caña de pescar en el lugar correcto

Un pequeño residente de Texas quería encontrar tesoros mientras pescaba, y su sueño se hizo realidad. Descubrió accidentalmente una caja fuerte con joyas en el fondo del río y, sin saberlo, ayudó a la policía a lidiar con un robo no reclamado de ocho años.

Desde el comienzo de la cuarentena, las escuelas han cerrado en muchos países, razón por la cual los niños tienen mucho tiempo libre que pueden asignar entre estudiar y nuevos pasatiempos. Knox Brewer, de seis años y originario de EE. UU., Decidió dominar una nueva actividad: la pesca magnética.

El niño, junto con sus padres, fue al río local y con la ayuda de potentes imanes examinó el fondo del embalse. Según el estudiante, le gusta el proceso de pesca en sí, y no estaba molesto si no podía encontrar algo valioso o grande.

Sin embargo, en el fondo, como todos los niños, Knox esperaba descubrir el tesoro.

Knox Brewer

Los padres de Knox, Jonathan y Katerina Brewer, solo estaban contentos con el nuevo pasatiempo de su hijo. Pensaron que era una experiencia gratificante para un niño que podía enseñarle mucho. Y no se equivocaron.

A mediados de mayo, la familia volvió a pescar el lago Whitney, y esta vez la captura del niño fue muy diferente de las anteriores. Knox notó algo grande en el fondo del río y con la ayuda de un extraño que estaba cerca, pudo sacar el objeto a la superficie.

Resultó ser una caja fuerte de metal, en la que, después de abrir, se encontraron joyas, tarjetas de crédito y una chequera. El hallazgo complació al alumno y a sus padres, pero se apresuraron a informar sobre los artículos policiales encontrados, y no tomar todo por sí mismos.

Abrimos la caja fuerte. Sabía que deberíamos llamar a las autoridades locales, atraerlas e intentar resolver este enigma «, dijo el padre de Knox. «También fue una gran oportunidad para mostrarle a Knox lo que debemos hacer cuando sucede algo así».

Después de que la policía que llegó a la inspección inspeccionó la caja fuerte, quedó claro que el artículo pertenecía a un vecino de la familia Brewer, cuyo nombre seguía siendo desconocido. Según ella, la caja fuerte le fue robada hace ocho años y, aparentemente, la policía no pudo encontrarla todo este tiempo.

Quedaban algunos encantos de las pulseras robadas ”, explicó la Sra. Brewer. – Dijo que todas las cosas caras habían desaparecido, pero al menos finalmente descubrió el destino de sus cosas y recuperó parte de ellas.

Para el propio Knox, la experiencia fue inolvidable por muchas razones. Aprendió una lección de que no puedes apropiarte de otra persona para ti, y también vio cómo trabaja la policía, a cuyo número quiere unirse cuando sea adulto. Además, el niño recibió gracias de la mujer y solo emociones positivas.

Él mismo quiere convertirse algún día en un oficial de policía y, por lo tanto, recibió mucho placer al ver cómo los policías investigan el asunto, hacen preguntas y «contactan a la fuente».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Vacuna COVID-19 probada en humanos en los EE. UU.

El estadounidense se deshizo de los molestos gatos y les alquiló un apartamento por 1,5 mil dólares.